top of page

Visión, física cuántica y liderazgo



«La visión centra la atención e identifica la dirección». Así comienza el extraordinario libro de Ken Blanchard y Jesse Stoner ¡A todo Vapor! Cómo liberar el poder de la visión en su empresa y en su vida, el cual, a manera de parábola, desarrolla una historia bien hilada que nos va describiendo de una manera clara y sencilla, todo lo que se necesita para crear una visión exitosa.


Mi característica personal, que autodefino como curiosa y con análisis sistémico, me hace conectar todo con todo (porque estoy convencido que todo está interconectado) y por ello fue que relacioné la visión con un tema fascinante de la física cuántica denominado El Principio de Incertidumbre de Heisenberg.


El Principio de Incertidumbre de Heisenberg, de acuerdo a la información buscada, expresándola de la manera más sencilla posible y partiendo de la base que es un aspecto súper complicado de la física, aún en estudio todavía, establece que no podemos conocer con precisión y simultaneidad la posición y el momento (cantidad de movimiento) de una partícula subatómica.

Partiendo de esta base de desconocimiento, me arriesgué (con mucha osadía, por cierto) a hacer una analogía que me lleva a explorar la relación entre la física cuántica y el lenguaje. Y aquí es donde hago la analogía con La Visión de un líder que, en un principio es una idea, que estando en su mente, puede ser una afirmación interna, una creencia, un deseo o una conclusión.


Esta creencia, deseo o conclusión no tendrá posibilidades de materializarse hasta que el líder la exprese de alguna manera, ya sea de manera verbal o por escrito. Mientras esté en su mente, permanecerá en un estado de superposición, similar al de una partícula cuántica. En pocas palabras, lo pensado se puede suponer, pero no tendrá ninguna posibilidad de hacerse realidad hasta que se exprese.


Se podría inclusive aseverar que no será real en el sentido de que no ha interactuado con el mundo exterior ni ha sido comunicada. Cuando el líder decide expresar Su Visión en forma de palabra, gestos, escritura o incluso una acción, la estará «colapsando» en una forma comunicable.


En ese momento, la afirmación se volverá «real» en el sentido de que ha interactuado con el mundo exterior y ha dejado una huella perceptible. En este momento, el proceso entrará en la etapa de Impacto y Manifestación. Similar al principio de incertidumbre, la expresión de una afirmación puede afectar su significado y percepción.

En este momento, la elección de palabras, el contexto y la audiencia influirán en cómo se interprete lo expresado. En esta etapa, la pericia del líder en transmitir La Visión, será de extrema importancia porque la expresión de la misma puede tener consecuencias tangibles al inspirar acciones, cambiar opiniones o influir en eventos futuros.


En resumen, se podría decir que una Visión no se "materializa" completamente hasta que se expresa. Su «existencia» está vinculada a su comunicación y al impacto que tiene en el mundo exterior. Así como una partícula cuántica no tiene valores bien definidos hasta que se mide, una afirmación no se manifiesta plenamente hasta que se comunica.


Por ello, reitero la importancia de La Visión como la idea que permite que una organización (o una persona) pase de la incertidumbre en la que se encuentra aquella que no la ha «visualizado» y la que finalmente la plasma para centrar la atención en el punto al que quiere llegar e identifica la dirección de cómo va a hacerlo.


Será un «simple» acto que hará que los colaboradores de una organización sean «tocados» por una fuerza energizadora o las personas consigan una guía que le permita descubrir el significado de su vida.


Me encantarán sobre manera los comentarios al respecto.

Gracias por tu tiempo. 


Autor

Arnaldo González Graterol 

Autor de la competencia Liderazgo de personas y equipos



Entradas Recientes

Ver todo

1 comentario

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación

Fascinante artículo, Arnaldo. La manera en que enlazas conceptos de física cuántica, como el Principio de Incertidumbre de Heisenberg, con la gestión y liderazgo da mucho en que pensar. En la gestión del tiempo y el liderazgo, al igual que en la física cuántica, enfrentamos constantemente el reto de navegar en la incertidumbre.

 

Esta perspectiva alinea con la importancia de establecer y comunicar prioridades claras en la gestión del tiempo, asegurando que cada tarea realizada esté alineada con la visión y los objetivos más amplios. Al fin y al cabo, la visión funciona como el norte que guía no solo la estrategia y las operaciones de una empresa, sino también la gestión diaria del tiempo de sus líderes y…

Me gusta
bottom of page