top of page

¿«Leadership» (liderazgo) sin «followership» (seguidor/seguimiento)?

Actualizado: 21 ago 2023

El tema de este artículo es una sugerencia que agradezco a mi amigo y maestro Adrián Cottin Belloso, quien me indicó, hace unos días, lo siguiente:


«Acabo de escuchar en una sesión en la que estoy, el concepto de "followership" relacionado con "Leadership". Me doy cuenta de que no existe ese concepto en español.», por lo que «Te propongo que desarrolles ese concepto en español».

Cumpliendo con ese compromiso agradable, comenzaré con una afirmación que le escuché en una oportunidad al escritor y conferencista inglés, Simon Sinek, la cual he adoptado por lo valiosa; y que indica, palabras más o menos, lo siguiente: Las personas que siguen a sus líderes, no lo hacen porque tengan que hacerlo o por la paga, como muchas veces sucede con los jefes; lo hacen porque quieren hacerlo. Lo seguimos no por ellos, lo seguimos por nosotros mismos, porque «al comprar su propuesta» ésta se convierte en «nuestra causa».


Considerando en general al seguimiento como la serie de acciones, actitudes y comportamientos que se realizan una vez que se ha definido el objetivo; al seguidor, de acuerdo a la meta de este artículo, se le definiría como a aquel individuo que, por decisión propia, trabaja activamente y muchas veces en cooperación con otros, aportando sus ideas y colocando toda su experiencia y habilidades para que junto a su líder, a quién le ha comprado «su propuesta» para convertirla en «su causa», se puedan lograr los objetivos de ambos o los del grupo involucrado.


Considero importante aclarar que el seguimiento no es una acción pasiva. No es un «déjame ver cómo se desenvuelven las cosas», ni tampoco una donde lo que pase «no es mi responsabilidad»; como sucedería en los casos donde el seguidor o el que hace seguimiento «está allí pero no está involucrado».


Ser un «followership» tiene que ver con un «estilo de vida». No puedes ser uno «a discreción», es decir, que dependa de las circunstancias, porque deber tener cualidades como:


o Estar en compromiso pleno con las metas del grupo

o Practicar la comunicación efectiva con énfasis en la escucha activa

o Tomar la iniciativa cuando se requiera

o Ser flexible, empático y adaptable

o Utilizar el feedforward de manera constructiva

o Ser capaz de enfrentar respetuosamente al líder cuando lo consideres necesario.


Por ello es que el liderazgo sin seguidores o seguimiento es un contrasentido y aplica inclusive en el caso del autoliderazgo. Si, hasta en el caso extremo en el que hacemos ese primer ejercicio de ser líder: Autoliderarnos; porque si sabemos lo que debemos hacer y no lo hacemos (no nos seguimos) y tampoco hacemos el seguimiento con compromiso; simplemente, el objetivo (sea el que te hayas propuesto) no lo lograrás.


En el caso normal, en el que tenemos personas a nuestro cargo, seremos tan efectivos como las personas que nos siguen, simplemente porque la dupla liderazgo-seguidor es como las dos caras de una moneda: ambas son necesarias para darle vida a la moneda.


Por lo tanto, para culminar, sólo me quedaría preguntarte: ¿Eres un seguidor efectivo? ¿Haces seguimiento de acuerdo a la definición que involucra el ser un «FOLLOWERSHIP»? Si tu respuesta es negativa a ambas interrogantes, tienes pendiente una conversación contigo mismo, acerca de lo que vas a hacer al respecto.

Gracias por tu tiempo. Hasta la próxima entrega.



Autor

Arnaldo González Graterol

Autor de la competencia Liderazgo de personas y equipos en el libro "Y eso, ¿cómo se come?"

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page