top of page

El «Accountability Partner» en el liderazgo



De acuerdo a lo que he leído al respecto, un accountability partner es, traduciendo el término al español, un(a) «compañero(a) de responsabilidades». Es decir, es la persona que deliberadamente selecciona para que te apoye, te motive y te ayude a cumplir tus metas personales o profesionales.


Para ello se requiere que hagas una alianza con él (o ella) y compartas tus planes, dificultades y avances. A partir de esa información, tu «partner» te da feedback, mentoría y apoyo emocional. La parte interesante es que el acuerdo incluye una especie de «intercambio», debido a que tu «partner» está adquiriendo un compromiso de la misma manera y nivel del que lo estás haciendo tú con él o ella.


No hay discusión en aceptar el hecho de que cuando recorres un camino acompañado, lo haces con más gusto. Por otra parte, con el «compromiso tácito» que creas con la otra persona, como parte de «la alianza», las posibilidades de alcanzar tus objetivos de una manera más rápida y efectiva, se incrementan sustancialmente.

Tomando como referencia los ambientes deportivos, si una persona desea alcanzar una meta, lo más aconsejable es que consiga un entrenador que le indique el camino más expedito para lograr el objetivo y lo aliente a alcanzarlo. En el caso de que el objetivo se centre en un proceso de adelgazamiento, aunque esto nada tenga que ver con lo anterior, la propuesta será la misma. La razón que conecta ambas situaciones es clara: el componente emocional y el acompañamiento, muchas veces (por no decir siempre), hace la diferencia entre el éxito o el fracaso en alcanzar el objetivo planteado.

Para soportar mi propuesta, tomo como ejemplo el comentario realizado por una persona cercana que se dedica a las carreras de montaña de alto nivel, la cual dijo recientemente, refiriéndose a la diferencia entre motivación y fuerza de voluntad:


«en esos días en que estoy desmotivada, recurro al pensamiento de “no quedar mal con mi entrenador”, para potenciar mi fuerza de voluntad y salir a entrenar»


Está claro que «no quedar mal con mi entrenador» es el resultado del «compromiso tácito» que creó ella con su entrenador para lograr su objetivo.


Con relación al segundo caso, tengo otra persona aún más cercana que, por más que lo intentó de manera individual, no lograba bajar de peso. Casi por arte de magia, el hecho de contratar los servicios de un médico nutricionista que le indicó lo que ya sabía no debía consumir, comenzó un régimen con controles semanales que le permitió llegar a la talla que esperaba en el tiempo previsto. Recuerdo, más de una vez, haberla escuchado decir: «no puedo comer tal o cual cosa porque Merling (su nutricionista clínica) “me va a regañar”».


Por ello, si funciona en la vida personal, por supuesto que también funciona en el ámbito profesional; y aquí es donde llego a la intención de mi artículo. En este ámbito, un líder debe ser, de hecho, un accountability partner, porque es ese individuo que propicia el compromiso con tus objetivos (los mismo de él), al producir ese acompañamiento que te hace más fácil el camino.

A pesar de que, como término, accountability partner es uno relativamente nuevo en el mundo de la empresa y el emprendimiento de habla hispana, éste se ha extendido rápidamente; y aunque se asemeja al significado de un mentor, el primero abarca un «espectro más amplio» que el segundo. Por ello, conocer esta expresión es importante para ti, porque te conecta con un mensaje que no debes desatender, ya que puede ser la llave para solucionar muchos de los actuales inconvenientes presentes en tu vida, que no has podido resolver solo.


Como en todo, el método es fundamental. Para adquirir ese compromiso mutuo, debes cumplir unos sencillos pasos que se resumen en un ABC:

A. Ambos deben tener los mismos objetivos. Involucrarse a fondo 
   es fundamental
B. Deben establecer una frecuencia periódica de encuentros. Una 
   vez a la semana resulta ideal 
C. Deben definir y, sobre todo, comprometerse con objetivos del 
   tipo SMART (Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y 
   Definidos en el Tiempo).

Con relación a los beneficios (para que te animes), éstos son muchos. Algunos de ellos son:

  1. El compromiso de rendir cuentas a otra persona, te ayuda a mantener el foco y evitar la procrastinación

  2. Compartir el mismo objetivo con otra persona ofrece una perspectiva diferente a ambos lados, con lo que se favorece la óptica de la situación, el problema y las posibles soluciones

  3. Saber que alguien más está contigo en el proceso, te inspira y te reta a superar tus límites y salir de tu «Zona de Confort»

  4. Tu «partner» te proporciona apoyo emocional y moral, ese que necesitas en los momentos difíciles o de duda

  5. La celebración de los logros obtenidos y el reconocimiento del esfuerzo realizado, de manera compartida, siempre es mejor que «en solitario».

Recuerda:

¿Tienes algún accountability partner o te gustaría tener uno? Recuerda que su apoyo es el impulso que necesitas para conseguir tus metas. Me encantaría saber tu opinión. Estoy a tu orden en lo que requieras. Revisa mis credenciales y decide si califico para apoyarte.


Gracias por tu tiempo


Autor

Arnaldo González Graterol

Autor de la competencia Liderazgo de personas y equipos,

en el libro "Y eso, ¿cómo se come?"



39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page